Blogia
aventuraliteraria2008

Noche de Halloween

Noche de Halloween

                               

   Era 30 de octubre, se acercaba Halloween. Los chicos del pueblo, esperaban con ansias que llegara esa noche, en la que todos los niños se disfrazaban y salían a buscar caramelos, excepto los niños de la familia Golecafa. Esa familia sí que era rara, los niños no iban al colegio, los padres no se juntaban en las casas cuando se hacían fiestas.

   Llegada la noche de Halloween, los niños ya listos, habían hecho trajes de muertos vivos, pero para los chicos de la familia Golecafa, tenían un plan: esperar a que la familia se durmiera, entrar a la casa, ponerles a los chicos los disfraces mientras dormían y despertarlos. Así fue cómo lo hicieron.

  Cuando los niños se despertaron y se vieron disfrazados, se pusieron a gritar:- ¡No! ¡ Esto será un mal para todos!

  Los chicos del pueblo no entendían por qué decían eso, pero igual se reían. Sacaron a los chicos de la familia Golecafa a la calle de prepo, los llevaron a un cementerio para contarles historias de terror  y de repente a uno de los niños Golecafa se le transformó la cara. Los demás chicos pensaron que era una broma, hasta que a los demás hermanos les pasó lo mismo. Los chicos del pueblo empezaron a correr, pero al llegar a la puerta del cementerio se dieron cuenta que estaba cerrada. Corrieron en otra dirección, pero los muertos salían de las tumbas, ¡no tenían escapatoria!. Los niños Golecafa se acercaban cada vez más a Santino. Con los brazos extendidos lo tomaron el cuello hasta dejarlo sin vida, los demás niños lo miraban sin poder parar de llorar.

   Sin embrago, cuando parecía no haber solución, todo se desvaneció, sólo había sido una terrible pesadilla de Santino.                

                                

                                                       Martina Llamas  6ºA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres